Diseña un Menú inteligente para aumentar tus ganancias.

Diseña un Menú inteligente para aumentar tus ganancias.

Uno de los mayores errores que seguimos viendo, es que los restauranteros no piensan estratégicamente acerca del diseño del menú y la colocación de su marca. El menú es el rostro de cualquier restaurante, ya sea que tus clientes lo estén viendo en su celular, de pie en un mostrador o sentado en una mesa.

Aquí hay algunos tips para optimizar tu menú para la rentabilidad.

Ingeniería del menú básico.

El menú es la pieza más rentable de tu negocio. ¿Has pensado detenidamente lo que está en él? Existen demasiados restauranteros y chefs poniendo platillos en su menú para la auto indulgencia y por razones no analíticas. Esto puede ser una mala decisión.

Recórtalo.

Es probable que del 20 al 35 por ciento de tu menú ni siquiera tiene que estar allí, Platillos que te hagan perder dinero, que no están alineados con tu marca y que te cuesta extra para el inventario de los ingredientes. ¿Cómo determinas de qué platillos deshacerse? Bienvenido a la ciencia y el arte de la ingeniería de menús.

Demanda de clientes.

Es crucial clasificar la popularidad de los platillos de tu menú, también conocida como la demanda de clientes, para que puedas evaluar la rentabilidad de cada platillo y cómo contribuye a tu menú en general.

Marca cuáles platillos son los más vendidos, los que usas para llenar espacio y los platillos en los que dudas.

Comprensión del beneficio.

Toma un buen vistazo a tu menú. Cuando lo estés revisando, míralo de nuevo. Los platillos más vendidos deberían dejarlos solos; ya están funcionando y contribuyendo. Los platillos “duda” deben de abordarse de inmediato, y hay que averiguar si se puede aumentar la rentabilidad de estos platillos incumplidores mediante el aumento de su precio o la disminución de su costo.

No pases la mayor parte de tu tiempo en estos platillos, pero sí hay que entender que todos los menús tienen esos platillos en los que dudan y que tienen un propósito. Simplemente no quieres estar perdiendo dinero en ellos. Enfrenta el costo contra la rentabilidad, y toma decisiones en consecuencia.

Diseño.

El diseño de tu menú puede ser tan importante como lo que está en él.

La gente pasa un promedio de 109 segundos mirando un menú, así que eso es todo el tiempo que tienes para ellos para que elijan opciones que te hagan ganar dinero.

Diseña tu menú profesionalmente.

Un diseño de menú cuidadosamente elaborado sin duda dará frutos al final. Presta mucha atención en cómo se ve tu menú y cómo están presentados y organizados los platillos.

El menú debe ser una extensión de su marca y todo debe ser representado de forma coherente.

Orden y categorías.

Es necesario comprender cómo tus clientes miran tu menú. Cuanto más tiempo tarda un cliente en tomar una decisión acerca de su elección, más oportunidades tienen para desviarse de las opciones que tú quieres que hagan.

Se deben aumentar los precios del menú de manera estratégica y cuidadosa. Por otro lado, el aumento de precios pueden reducir la cuenta de los clientes. Recuerda esto, hay varias maneras de lograr mayor rentabilidad y sin aumentar los precios, incluyendo aumento de precios estratégico, la colocación de los platillos, la eliminación de platillos, agregar nuevos, promociones y la capacitación del personal de ventas.

Al seguir algunos de estos sencillos pasos, podrás poner a tu empresa en una alineación estratégica, enfocada en la rentabilidad.

compartelo