Cómo tener un Menú rentable las 4 estaciones del año.

Cómo tener un Menú rentable las 4 estaciones del año.

El invierno llego al Norte del continente mientras que el verano esta en el Sur de América. Y estos cambios de clima influyen en los gustos de la gente y si te has dado cuenta influye en el comportamiento en los hábitos de consumo de tus clientes en el restaurante.

Aquí tienes una oportunidad Para adaptar el menú de tu restaurante de acuerdo a la época del año, tienes varias opciones para sacarle jugo a las 4 estaciones del año.

Modifica la distribución del menú.

Tal vez no es necesario cambiar la todo lo que ofreces en cada temporada, pero eso no significa que tengas que permanecer con la misma carta durante todo el año. Recuerda que existen formas de organizar el menú para que sea rentable, y las puedes poner en práctica cuando cambian las estaciones

Seguramente tienes algunos platillos que son más costosos de preparar en una época determinada porque sus ingredientes no son de temporada, mientras que otros resultan más económicos. La sugerencia es que varíes la distribución del menú según esta lógica, de tal manera que según la estación, los más baratos estén en el espacio que le corresponde a lo más rentable.

Incluye Ensaladas y postres de la temporada.

Una buena manera de reducir costos de tu restaurante es ofrecer determinados platillos de la estación, de preferencia ensaladas o postres. Te será muy útil para mantener un adecuado control de los inventarios, y a tus clientes la expresión les evocará frescura en los ingredientes, lo que convertirá a estas opciones del menú en alternativas que sin duda gozarán de una muy buena demanda. En verano puedes agregar postres fríos y en invierno adaptarte a bebidas calientes y ensaladas de la temporada con frutos secos.

Modifica todo el Menú.

Una última opción que puedes considerar, y que es menos común de lo que podría pensarse es que el menú cambie por completo en cada época del año. Las ventajas de este tipo de menú para ti son evidentes, pues no tendrás la obligación de tener siempre en las bodegas ingredientes que a lo mejor son escasos o costosos en determinadas épocas del año.

Por otra parte, puedes aprovechar para mostrarte ante tus clientes como un restaurante que se preocupa por la conservación del medio ambiente al no usar ingredientes traídos desde lejos, algo que contamina mucho, y por generar empleo para los agricultores locales al ofrecer solo productos de la temporada.

Tómalo con calma y en la próxima estación prepárate con tiempo para incluir novedades en el menú de tu restaurante.

compartelo